Opinión

Dos años de gestión: «Sombrío y duro» para la clase media y los pobres

Por: Carlos Lara

Reflexión XVI, Parte 2

Economía

El gobierno encabezado por el presidente Luis Abinader, llegó a su segundo año de gestión lleno de calamidad para la clase media y los pobres de la República Dominicana.

Las alzas en los productos de la canasta básica familiar que inicio en el año 2022 de 40,547.92 pesos y que varios meses después de este mismo año aumentó 1,721.67 pesos, en la actualidad tiene un costo de  42,269.58 pesos, en promedio.

Ósea que según los datos extraídos de las estimaciones que hace el Banco Central del costo de la canasta básica familiar por quintiles de ingresos, reflejan que, a nivel interanual, es decir, de julio de 2021 a julio de 2022, la canasta familiar se incrementó, en promedio, 3,644.30 pesos.

- Publicidad -

Es importante recordar que la canasta básica familiar incluye rubros variados que van desde alimentos, ropa, medicamentos, consultas médicas, transporte, electrodomésticos y educación, entre otros.

A toda esta desgracia del manejo errático de la economía del gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) debemos sumarle que el propio Banco Central en publicación realizada en el periódico digital Diario Libre de fecha del 10 de agosto afirmó que la inflación interanual se ubica en 9.43 % a julio de 2022.

Recientemente el economista Apolinar Veloz aseguró durante la entrevista central de El Despertador lo siguiente: «Desde el punto de vista económico lo que ha hecho el Gobierno durante estos dos años es crear una serie de políticas que van a beneficiar al sector privado”.

A todo esto debemos agregarle la triste realidad que viven los empleados más pobres que han visto pasar estos dos años sombríos y muy duros en materia económicas, devengando los mismos bajos salarios apresar de los aumentos de la canasta básica familiar, por ejemplo tenemos empleados de empresas grandes que apenas ganan (RD$21,000), en tanto que las medianas pagan (RD$19,250), pequeñas (RD$12,900) y las  microempresas (RD$11,900).

En el boletín trimestral de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) destaca que en los tres primeros meses del 2022 había 2,188,285 trabajadores formales en República Dominicana, con un salario promedio de RD$28,987,1.

De acuerdo con los datos de la TSS, 74,590 empleados ganan menos de RD$5,000 y 345,032 ganan entre RD$5,000 a RD$10,000, es decir que, 419,622 están por debajo del sueldo mínimo establecido para las microempresas, que es RD$11,000.

Ahora hagamos una reflexión:

¿Ustedes creen posible que un ser humano en República Dominica puede sustituir con estos sueldos cuando contamos con una canasta básica familiar que supera los 40 mil pesos mensuales?

La seguridad ciudadana:

A pesar de las diferentes iniciativas implementadas por el gobierno para frenar la ola de delincuencia que sacude el país, la realidad es que se ha quedado corto en materia de persecución y prevención.

Inicialmente se creó la comisión de reforma policial, la cual a través de ella las autoridades anunciaron en su portal presidencial la transformación de la Policía Nacional mediante una serie de medidas en donde anunciaban la conformación de una comisión especializada, la promulgación del reglamento de la Ley Orgánica de la Policía y la reestructuración del Instituto Policial de Educación, pero la realidad es que ninguna de estas medidas han podido frenar los atracos y asesinatos por parte de los antisociales.

No olvidamos el lanzamiento del programa «Mi país Seguro» en algunos barrios de la capital, pero que de nada ha sirvió para contrarrestar este flagelo. La  realidad es que vivimos en un estado de terror, miedo y angustia en todo el país.

Adicional a esta situación debemos sumarle el problema de los apagones que se han incrementado en el territorio nacional en los últimos dos años, provocando un aumento significativo en los casos de robos en toda la geografía nacional, acompañado de denuncias de irregularidades de las empresas distribuidoras de electricidad (EDES)

Año escolar sin pena ni gloria:

Cuando pasamos balance al recién finalizado años escolar es imposible no llegar a la conclusión de que el mismo fue un fracaso total, simple, los alumnos y alumnas no lograron los aprendizajes esperado, recordemos un trabajo publicado el 29 de julio de este años por Diario Libre en el cual se explicó por ejemplo que los libros de texto impresos y actualizados al nuevo currículo, para los estudiantes de inicial y básica, comenzaron a llegar a las escuelas a mediados de febrero, cinco meses después de iniciado el año escolar.

Además, debemos mencionar que los estudiantes de secundarias no lo recibieron debido a los problemas de licitación de los famosos libros digitales que nunca llegaron.

Durante el desarrollo del año lectivo no faltaron las denuncias de sobrepoblación en las aulas, la falta de butacas, docentes y paralización de trabajos de remodelación  de decenas de centros educativos.

En fin el año escolar paso ¡Sin pena ni gloria!, no solo tuvo tropiezo en términos pedagógica y de infreestrura, la alimentación también fue un desastre. El almuerzo escolar se convirtió en un dolor de cabezas para las autoridades debido a las  irregularidades registradas en los procesos de compras y contrataciones, que dieron al traste con la destitución del director del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) de entonces.

Definitivamente que todos los problemas anteriormente mencionados más la presión de la sociedad y deferentes sectores contribuyeron para que esta novela terminara en educación con la distinción del Ministro Roberto Fulcar.

Casos de corrupción y diabluras de algunos funcionarios.

Para hablar de este tema que ha sido el buque insignia del gobierno de Luis Abinader es imposible dejar de citar un trabajo realizó por el periódico N Digital, El 11 de agosto de este años 2022, titulado «Muchos funcionarios del Gobierno investigados por el Ministerio Público pero solo 4 están sometidos»

Desde que el presidente de la República, Luis Abinader, asumió la jefatura del Estado en agosto del 2020, varios escándalos han salpicado a funcionarios de su gestión, los cuales ameritan una investigación por parte de la Procuraduría General de la República, pero no ha pasado nada.

Hasta el momento, aunque algunos funcionarios y exfuncionarios han desfilado por las oficinas de la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) para ser interrogados por presuntas irregularidades, solo 4 que pertenecen a la gestión Abinader ha sido sometidos por ante la Justicia por parte del llamado Ministerio Público independiente, la mayoría por casos de acoso o abuso sexual.

Entre esos caso podemos mencionar el del exadministrador general de la Lotería Nacional Luis Maisichel Dicent, le sigue el ex director del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), Juan Carlos Torre Robiu, el caso de  Juan Maldonado Castro, exdirector de la entidad Comunidad Digna, hoy Programa de Comunidad Segura, quien fue apresado en el 2021 por su involucramiento en la operación Falcón, caso sobre narcotráfico y lavado de activos.

También Leonardo Faña, primer director del Instituto Agrario Dominicano (IAD) en la gestión, quien fue sometido por ante la Justicia por supuesto abuso sexual contra una empleada de la institución.

Y por último Antonio Gómez Díaz, encargado de la Dirección General de Aduanas en Santiago, a quien le fue impuesta una medida de coerción de 6 meses de prisión por abuso sexual contra una empleada de esa entidad.

Pero ahora todos debemos preguntarnos qué ha pasado con otros casos que simplemente el Ministerio Público Independiente se ha hecho el indiferente; el caso de  Kinsberly Taveras, Luz del Alba Jiménez, Adán Peguero, Cecilio Rodríguez, entre otros. Pero tampoco han dado explicación sobre los más de 20 casos que, hasta el año pasado, la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental había remitido al órgano persecutor.

En resumen todas estas situaciones y otras anteriormente planteadas en este resumen demuestran que la República Dominica en estos dos año de gobierno del PRM han sido difícil, doloroso, caro y con pocas expectativas hacia la mejoría en los próximos años, debido a las improvisaciones y la poca capacidad de los funcionarios de un gobierno que al igual que en el primer año luce a la deriva y sin rumbo, pero sobre todo muy «Sombrío y duro para la Clase Media y los pobres.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: