OpiniónPolítica

El PLD ¿partido mayoritario o bisagra?

Por: Armando García

La historia vuelve a poner al Partido de la Liberación Dominicana en el camino hacia las escalinatas del Palacio Nacional en las venideras elecciones del año 2024. Esta organización política integrada por hombres y mujeres de vocación patriótica, que lucha por la libertad, el progreso y el bienestar de los dominicanos y dominicanas y los demás pueblos del mundo, privilegiando su acción política a favor de los grupos más desposeídos y vulnerables de la sociedad, y que posee la hazaña de tener los gobiernos democráticos que han contribuido más al desarrollo de la República Dominicana, cuyo clímax se produce en la gestión del expresidente Danilo Medina en el período 2012-2020.

Precisamente es al expresidente Medina junto a la actual dirigencia a quienes le ha tocado a partir del IX Congreso Ordinario Doctor José Joaquín Bidó Medina, propiciar y arbitrar el proceso de renovación y fortalecimiento del PLD, dando paso a la participación de los nuevos liderazgos en los organismos de dirección, implementando una nueva línea organizativa y electoral y siendo ente de equilibrio y arbitro institucional por excelencia en el proceso de selección de una nueva candidatura presidencial, que le permita a esta organización retornar al poder en los próximos dos años.

Con la definición de las aspiraciones presidenciales que hoy suman seis, el PLD tiene el gran desafío de seleccionar en una consulta abierta cuál de las o los aspirantes representa el retorno más seguro al poder en el año 2024.

Entre las condiciones y cualidades a considerar que puedan dar la mayor garantía de triunfo a una candidatura presidencial en cualquier lugar del mundo, se encuentran: el nivel de conocimiento del o la aspirante, o sea, que tanto la gente lo o la conoce; que tan profunda y extendida en ese país o territorio ha sido su gestión pública que le permita tener un recordatorio en la memoria de la gente para votar por ese o esa aspirante; que tan baja es su tasa de rechazo que haga que la gente no tenga mayor objeción para apoyar o comprar su oferta; si su personalidad genera una simpatía natural fruto de su carisma que atraiga al elector y lo conecte emocionalmente; y cuál es su valoración e intención de voto medido científicamente que permita sumarle votación al PLD por encima de la medición actual del Partido que va de un 30% a 32%. Estás serán las claves principales para la victoria en el año electoral 2024.

A lo anterior tenemos que adicionarle las siguientes preguntas: quienes de los o las aspirantes, aparecen en las encuestas desplazando al tercer lugar las aspiraciones del expresidente que se fue del PLD y es candidato por otra agrupación política?; Y quien le da la tranquilidad a la organización peledeísta de no convertirla en un Partido bisagra que solo servirá como trampolín o intermediario para que otros partidos logren llegar al poder y le quiten la participación mayoritaria que le corresponde a la dirigencia morada?.

Ahora, la pregunta para nosotros los peledeístas es: ¿Cuáles de nuestros aspirantes cumple con todas estas condiciones indispensables para el retorno al poder y que nuestra organización se mantenga como un Partido mayoritario?.

- Publicidad -

El autor es ingeniero TIC y miembro Comité Político PLD

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: