Política

Presidente Seccional PLD-Washington dice «IX Congreso debe ser de renovación y relevo»

Washington, DC.- El presidente de la Seccional de Washington DC del partido de la Liberación Dominicana, Francisco S Cruz, considera que el IX Congreso debe marcar un antes y después en la vida orgánica-institucional del partido que fundara el profesor Juan Bosch en 1973. Y en esa línea de idea planteó que si el VI Congreso pautó la transición de partido de cuadros a partido de masas, este debería dejar sentado una reforma organizacional que deje atrás el esquema de partido que nos dimos en 1973, pues ese modelo organizacional -el comité de base y comité intermedio (dos ficciones)- se agotó y ya no responde a la nueva realidad social global ni nacional del siglo XXI donde lo tecnológico, el internet y las redes sociales son los nuevos paradigmas o soporte de la aldea global en que vivimos e interactúanos que a su vez moldea la política, la economía y las formas en que las sociedades se organizan, participan y conciben al mundo. Todo ello, conlleva una nueva formación política más holística y en ciclos de talleres, conferencias y educación política continuada para aquellos miembros que quieran hacer carrera política.

Y aunque el actual Congreso  debió empezar por procurar una consulta o lluvia de ideas a todo el partido sobre la agenda temática a desarrollar, aun estamos a tiempo para alcanzar un diagnóstico o levantamiento  sobre la desconexión partido-sociedad, jerarquía-base y, también, sobre las causales objetivas y subjetivas de las derrotas congresual-presidencial.


De modo, que ya no hay forma de que ningún liderazgo, como lo establecieron Mándela y Gorbachov, que pueda querer prolongarse en el ejercicio del poder o del control hegemónico de una organización política, por más de 10 años, sin que la democracia partidaria desaparezca o al menos se mediatice y, por vía de consecuencia, esa organización entre en crisis irreversible…

Por ello, estoy de acuerdo con el compañero, líder y expresidente Danilo Medina en el sentido de que, nadie que aspire a la presidencia o secretaría general del partido debería aspirar a ser candidato presidencial, pues esas posiciones partidarias exigen tiempo y ocupaciones que en el pasado, por lo que fuere, se descuidaron y el partido terminó perjudicado en su rol y peor, prácticamente siendo suplantado por el Comité Político que terminó siendo la primera y única instancia partidaria, pues los demás organismos cayeron en una suerte de anquilosamiento o convidado de piedra.



Ahora, de cara a este IX Congreso, se trata de que cada quien se gane la sustentación de su liderazgo sobre la base del voto libérrimo de las bases sin subterfugios, dedazos, avasallamiento económico ni padrinazgo, listados; ni mucho menos por herencia política….

- Publicidad -

Igual, es el momento de consignar en nuestro estatuto la descentralizar orgánica y de campañas electorales del partido en el exterior; además, de consignar la adjudicación de por lo menos dos miembros del CC por seccionales que sean elegidos en sus respectivas demarcaciones o jurisdicciones en base a los padrones de esas seccionales en correspondencia con los inscritos en los colegios electorales. Esa nueva realidad social, tecnológica y política exige también que se valore que dirigentes, altamente calificados y de trayectoria partidaria de la diáspora, alcancen representación en el Comité Político.


Tampoco es justo ni democrático que un dirigente pretenda perpetuarse en el comité político o central por 25 o 30 años, y todavía querer seguir sin darle paso a la nueva generación de liderazgos de compromiso, trayectoria y méritos probados. Por supuesto, no estoy planteando que hagamos tabla rasa de lo viejo, sino que la proporción se incline más al relevo generacional organizado, pues si este IX Congreso no desemboca en ese balance , me temo que el partido no tendrá atractivo para atraer “sangre nueva”, recuperar la reconexión partido-sociedad y volver al poder…..

Además, los que ya dirigiríamos el partido por más de 15 años debemos, en término de aspiraciones, dar un paso al costado y mejor coadyuvar a que el partido perdure en el tiempo….

En esa línea de preservar lo institucional por encima de lo individual, cobran suma importancia cinco secretarias, a saber: Organización, Relaciones Internacionales, Asuntos Electorales, Dominicanos en el exterior -que quizás, igual que la de Relaciones Internacionales-, sería pertinente que la presida un dirigente de la diáspora- y de Comunicaciones, tecnología y redes sociales.  

Finalmente, el partido debe redefinir su línea política, doctrinaria y , de volver al poder en el 2024, implementar una política de Gobierno y de partido con más conciencia de lo que es un partido en el poder y la defensa de sus cuadros políticos y técnicos  calificados y evitar, al máximo, ser asaltado por oportunistas, arribistas, “amigos” y empresarios de la política que, al final, nos usaron y ni siquiera guardaron la forma, pues en la primera oportunidad que vieron zozobrar la permanencia del partido en el poder dieron el zarpazo, traicionaron y cuando no mudaron de piel en nuestra propia cara….. . Igual en el comité político ya es hora de que la diáspora tenga  representación, si ya tenemos diputados de ultramar como es que aún no tenemos ni un miembro en el CP.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: